Yoga para mamas y bebes


Contacto
Lis: 93 301 86 47 formacion@yogaembarazadas.net

Lugar
Formacion Yoga Embarazadas (consultar)

Una clase de yoga para mamas y sus bebes

“Son las 11,30 de la mañana, van llegando las mamas con sus pequeños, algunos son tan chiquitos que puedo verlos como si estuvieran aún en el vientre materno, haciendo las mismas posturas y gestos, con sus movimientos llenos de gracia y delicadeza !es un regalo para la vista contemplarlos!

Pongo el mantra Ong´Namo, Guru Dev Namo, que significa “me abro a la energía creativa del universo, me abro a mi guía interno”. En cuanto pongo la música y me pongo a cantar, algunos bebés mas grandes clavan sus miradas en mí, están concentrados en el sonido y lo agradecen agitando sus brazos y manos de contento.
Abrimos nuestros corazones, conectándonos con los bebés.

Hacemos los primeros estiramientos sentadas con ellos en brazos, las mamás estiran sus espaldas, haciendo círculos sufis, algunas mientras los amamantan.

Después los ponemos en una mantita y hacemos flexiones de columna gato-vaca y flexiones de brazos bajando a besar sus mejillas, a continuación hacemos la postura del bebé y sus mamás ponen sus cabezas en sus pancitas y les hacen cosquillas. Así se sienten incluidos y participan desde el juego con ellas.

Nos levantamos y flexionamos el tronco, los cojen en brazos y balancean, !les encanta ser columpiados! En medio de la clase,nos incorporamos y bailamos con ellos, cantándoles Sa, ta, Na, Ma. Todos nos sentimos felices. Pasamos al suelo para que las mamás descansen tras haber bailado con sus bebés en brazos.

Se estiran en el piso, doblando sus rodillas con los pies, ponen a sus bebés en su vientre y los levantan a “caballito”. Estirando sus lumbares con mas de estos movimientos y juegos disfrutan algunos hasta romper a reír a carcajadas.

Finalmente, mamas y bebés descansan en el suelo, mamás les dan de nuevo de mamar mientras se relajan.

Llega el momento del masaje, mientras les cantamos una nana o un mantra porque les gusta muchísimo, les preguntamos si quieren masaje masajeando solo aquellos que tienen disposición en ese momento.

Al finalizar les damos las gracias por dejarnos tomar esta clase en su hermosa compañía y les cantamos “el Eterno Sol” con la mano izquierda en nuestro corazón y la derecha en el suyo:

“Que el eterno sol te ilumine,
El amor te rodee
Y la luz pura interior
guié tu camino…
Sat Nam, Sat, Nam, Sat, Nam..”

 

!Que belleza!
!Cuanto amor despiertan los bebés! !Estos seres mágicos!
A ellos les gusta el movimiento, el canto, el baile, los mantras, el ritmo, y también la Paz y la relajación: ¡A los bebés les gusta el yoga!”